fuente : zonamovilidad.es

Dell, EMC, VMware, Air Watch son compañías que, hasta hace no mucho, eran independientes pero que ahora funcionan como una sola, tras la fusión, que asombró a todo el mundo tecnológico, en 2016

Dell – EMC con las compañías ya integradas, fue la fusión tecnológica del pasado año. Con más de 74.000 millones de dólares en ingresos anuales, la empresa combinada Dell Technologies, empleará a 140.000 personas y promete revolucionar la industria de la tecnología -y no sólo porque la entidad resultante es una empresa privada y no responde a ningЬn accionista ni a los mercados bursátiles-.
¿Cuál será el futuro de Dell Technologies y sus muchos clientes? Esa es la pregunta dirigida a Tom Burns, Vicepresidente Senior y Gerente General de Networking & Enterprise Infrastructure, en la Cumbre Global de Prensa y Analistas de NetEvents, celebrada en California hace unos meses.

Con más de 74.000 millones de dólares en ingresos anuales, la empresa combinada Dell Technologies, empleará a 140.000 personas y promete revolucionar la industria de la tecnología

Burns explicó que la fusión reúne una increíble base de propiedad intelectual y tecnología; “La base de la infraestructura entre Dell y EMC, nuestras capacidades de computación, almacenamiento y red proporcionan el pilar en el que se sustenta una plataforma que permite a las empresas ofrecer los servicios, las aplicaciones y las capacidades que requieren para avanzar dentro del mundo digital” y prepararse para lo que IDC ha dado en llamar ‘la 3ª Plataforma”.

Uno de los principales activos de EMC para habilitar ese futuro es VMware, aseguró Burns, quien explicó que VMware aporta a Dell una compañía “número uno en virtualización y orquestación de software y está generando aún más activos, con su capacidad NSX en torno a la seguridad y a la virtualización de red”.

Con esta adquisición, Dell también agregó Virtustream, un proveedor de software de gestión de la nubey RSA Security. “Ahora en Dell Technologies, disponemos de las patentes de todas estas empresas juntas”, recordó Burns. “Seguiremos avanzando con Dell, nuestra marca tradicional, la cual estará centrada principalmente en nuestro negocio comercial. Dell EMC se centrará en nuestras capacidades de centro de datos, especialmente para la gran empresa, pero también aportará esos activos y capacidades al mercado comercial.

“El proveedor de servicios en el que creemos y que aspiramos a llegar a ser, supone una gran oportunidad tanto como un revulsivo que nos aporta una capacidad de crecimiento continuo; por tanto, ayudaremos a los proveedores de servicios a adaptar sus capacidades y continuaremos con nuestras inversiones en I+D. Dell EMC unido gasta 2.500 millones de dólares al año en investigación y desarrollo “.

Dell Technologies ahora piensa a lo grande – muy grande – aseguró Burns durante el encuentro en Saratoga. “Mientras que otras empresas se están encogiendo, en Dell EMC creemos que el tamaño sí importa. La escalabilidad es importante. SM Michael S. Dell comenzó su empresa en torno a la democratización de las TIC. ¿Cómo bajar el costo de la tecnología para ponerlo en las manos de los usuarios, de nuestras empresas, de nuestros clientes y de nuestros socios para que puedan marcar la diferencia, mejorar su negocio, y mejorar su entorno? Realmente, es esto lo que pretendemos “.